Logo Campitur
Listado de empresas
Entrar Valle del Guadiato Entrar Campiña sur Entrar Sierra Norte
Separador verdeFacebook Campitur





El Cristo del Humilladero

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /furanet/sites2/campitur.com/web/htdocs/comarcas_localidad_detalles.php on line 152
SINOPSIS: Cuenta la leyenda que un buen día se dirigió un señor muy adinerado a un buen hombre de profesión escultor, con el fin de encargarle una imagen de Cristo en la Cruz. El escultor aceptó a petición y pasados dos años hizo dicha imagen. Para transportarla al pueblo del hombre, el escultor compró un buen asno, lo ató y se dirigió a pie hasta aquel lugar. A su paso por Azuaga muy cansado de tanto caminar, el hombre y el asno se pararon en una posada, y esa noche el asno murió, por lo que tuvieron que proporcionarle otro asno para que continuara el viaje, pero al arrancar también reventó, por lo que se entendió que el Cristo no quería continuar y se quedó para siempre en Azuaga, en el lugar de la posada se edificó la Iglesia del Santísimo Cristo del Humilladero.

CLAVES-COMENTARIOS: Recopiladora: M.C. Puerto Chicote, ha recogido de Información de Fuentes orales. (1994)

El Nombre de Azuaga

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /furanet/sites2/campitur.com/web/htdocs/comarcas_localidad_detalles.php on line 152
Cuenta la Leyenda que la parroquia de Azuaga fue construida por dos moros, que se mataron uno al otro. Uno se llamaba “Azza” y otro se Llamaba “Aga”, y de ahí viene el nombre de este pueblo "Azuaga.

El Pozo de la Calle Larga

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /furanet/sites2/campitur.com/web/htdocs/comarcas_localidad_detalles.php on line 152
La leyenda cuenta que hay una calle que se llama calle Larga, en esta calle hay un pozo. Cuando alguien tiene fiebre va a este pozo, reza una oración, tira un puñado de sal dentro, sale corriendo, y ahí se quedaron las calenturas. La oración es: “San Salomón / calenturas tengo / calenturas son / y con un puñado de sal / ahí se quedarán”.

Juan Colorín

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /furanet/sites2/campitur.com/web/htdocs/comarcas_localidad_detalles.php on line 152
SINOPSIS: Juan Colorín era un Pastor al que un día los romanos le quitaron todo lo que tenía. Juan se hizo una porra para pegar a los romanos. Una noche mientras el jefe romano dormía, Juan entró en su tienda y le mató con su porra. Se cree que para no olvidarle le enterraron a él y a su porra en el castillo de Azuaga.

CLAVES-COMENTARIOS: Sobre Juan Colorín hay varias versiones algunas de ellas son contadas a los niños para meterles un poco de miedo, y no vayan al castillo. Se recogen algunas, puesto que cada una presenta diferentes matices:
(1a) Érase una vez un hombre y su hijo que iban hacia el castillo y pasaron por la cueva de Juan Colorín, el niño tiró una piedra y le dio en la cabeza a Juan Colorín, que salió con la porra y el candil. Juan Colorín salió corriendo detrás del hombre y su hijo pero se le cayó la porra y no pudo alcanzarlos. Por eso los niños no pueden ir al castillo de noche.
(1b) Según cuentan nuestros los abuelos, había un hombre que se llamaba Don Juan Colorín que vivía en el castillo de Miramontes, y nunca salía cuando era de día. Un día Don Juan Colorín salió y los niños no se hicieron caso de sus padres y entonces Don Juan Colorín cogió a un niño y lo encerró en el calabozo y unos días después se lo comió.
(1c) Juan Colorín, con la porra y el candil, era un hombre-ogro que asustaba a los niños de Azuaga, que se quedaban jugando en la cuesta del Castillo hasta las tantas. Juan Colorín con la porra y el candil, no tenía piedad con las pobres criaturas que, inocentes, jugaban al truque con la candelosa. Juan Colorín, con la porra y el candil, no dejaba hueso sano a los niños que se entretenían cándidamente en las puertas de sus casas, mientras sus madres los llamaban para cenar salmorejo y roscos blancos que se almacenaban en la taca de la cocina. Los niños de Azuaga temían a Juan Colorín con la porra y el candil. Pero una noche, los niños de Azuaga decidieron gastar una broma a Juan Colorín, con la porra y el candil, y cuando Juan Colorín, bajaba de la Benalta para asustar a los niños, los niños se pusieron de acuerdo para echarle una manta zamorana encima. Lo apalearon, le dieron la tunda del siglo, le quitaron la porra y el candil, y lo subieron a la Benalta. Y allí enterraron la porra y el candil que desde entonces permanecen enterradas bajo los eucaliptos del castillo. Y a Juan Colorín con la porra y el candil, lo despeñaron por la falda de la montaña de castillo y fue a parar a la piedra de la cruz, donde se puede oír todavía sus lamentos en las noches de Luna Menguante. Y Colorín, Colorado, esta leyenda se ha acabado.

Recopiladora: M.C. Puerto Chicote, ha recogido de Información de Fuentes orales. (1994).

La Fuente del Atenor

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /furanet/sites2/campitur.com/web/htdocs/comarcas_localidad_detalles.php on line 152
Cuenta la leyenda, que un día, un hombre de Azuaga se había quedado atascado en la fuente del Atenor.
La historia es de la siguiente forma: Antiguamente se solían limpiar las fuentes y pozos a mano, este trabajo lo realizaban una pareja de hombres, pero un día en vez de ir en pareja, fue un hombre solo. Se puso a limpiar la fuente y vio que al principio de ella había un pasadizo, del que nadie se había dado cuenta, entonces y por ser un curioso se metió en dicho tubo, sin darse cuenta que era muy estrecho y no pudo salir. Y así fue como murió un curioso en el tubo en que estaba atascado.

La Gruta Misteriosa

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /furanet/sites2/campitur.com/web/htdocs/comarcas_localidad_detalles.php on line 152
En tiempos remotos, existía en Azuaga una galería que conducía a la Piedra de la Cruz situada en la falda del Castillo de Miramontes. Cuenta la leyenda, que esta galería fue utilizada por sacerdotes y monjas para huir de los rebeldes, que en aquellos tiempos se sublevaban contra la Iglesia. Muchos de estos religiosos murieron dentro de la galería, debido a las malas condiciones de la gruta. También se dice que en la mitad del trayecto, se producía una corriente de aire muy frío y húmedo que no todos podían soportar, y a muchos les producía la muerte. Otra leyenda dice, que este mismo pasadizo fue utilizado por unos ladrones o bandoleros que despojaron a nuestra Iglesia de su inmenso tesoro que estaba constituido en su mayor parte por piezas de oro.

La Hija de Trajano

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /furanet/sites2/campitur.com/web/htdocs/comarcas_localidad_detalles.php on line 152
Cuenta la leyenda, que en tiempos de la dominación romana había un emperador llamado Trajano que tenía una hija que se puso muy enferma, los médicos la mandaron tomar baños en el balneario de Alange y cuando la traían, pasó por Azuaga, empeoró y murió aquí. En el castillo se cree que está enterrada, porque hay una lápida de mármol que lo cuenta.

Leyenda de los Lobos

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /furanet/sites2/campitur.com/web/htdocs/comarcas_localidad_detalles.php on line 152
En Azuaga hay una calle que le dicen la cerca de los lobos porque por ahí solían aparecer grandes manadas de lobos. Cuentan los ancianos, que hace mucho tiempo ya, en las sierras de Azuaga, existían manadas de lobos. Cuando salían al campo los campesinos y sobre todo los pastores, lo hacían con miedo a que a les apareciera el lobo, pues atacaban al ganado cuando tenían hambre, y también en algunas ocasiones al hombre. Estos no tenían otra forma de defenderse que con palos. El pánico a los lobos se hizo tan grande que incluso servía para asustar a los niños. Pero desde que se inventaron las armas de fuego, los hombres lograron casi extinguirlos. Ahora sólo existen en pocas partes de España, por eso ya sólo como leyenda podemos decir. ¡Que viene el lobo!

Leyenda de Viriato

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /furanet/sites2/campitur.com/web/htdocs/comarcas_localidad_detalles.php on line 152
Según algunas tradiciones orales azuagueñas se cuenta que en el castillo de Miramontes, Viriato y sus hermanas, fueron quemados vivos, otros cuentan que fueron enterrados en el castillo. Viriato según dicen ganó su última batalla entre el río Matachel y Bembézar. Ya sabemos que Viriato fue un pastor lusitano que se levantó contra los malos tratos de los romanos.

Los Carneros con Faroles

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /furanet/sites2/campitur.com/web/htdocs/comarcas_localidad_detalles.php on line 152
En tiempos de guerra entraron en el pueblo los moros, para luchar con la gente del pueblo, entonces las gentes del pueblo pensaron algo para defenderse. Creyeron que sería buena idea la de soltar a los animales con luces puestas sobre ellos, así que soltaron a los carneros con los faroles en los cuernos, para que los moros al ver tantas luces pensaran que haba un gran ejército y entonces se retiraran y se fueran lejos.

Los Tres Anillitos de Oro

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /furanet/sites2/campitur.com/web/htdocs/comarcas_localidad_detalles.php on line 152
Una niña fue al pilar a por agua, y se quitó tres anillitos de oro y cuando llegó a su casa se dio cuenta de que no los tenía y volvió a por ellos. Entonces, un maleante que había por allí la vio, le quitó los anillos, metió a la Niña en un zurrón y se la llevó de pueblo en pueblo. La niña cantaba, metida en el zurrón: Por lo tres anillitos de oro/ que en el pilar m quité / por Dios padre, por Dios madre / que en el zurrón me quedé". Así iban por todos los pueblos, y la niña cantaba para que la oyesen, hasta que llegó donde vivía y su madre oyó la voz, salieron todos los vecinos, sacaron a la niña del zurrón, y al maleante lo llevaron a la cárcel.

Moriscos, Cuchilladas y ¡A favor de la Justicia!

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /furanet/sites2/campitur.com/web/htdocs/comarcas_localidad_detalles.php on line 152
SINOPSIS: En la noche del 18 al 19 de Marzo de 1571, los moriscos de Azuaga se habían metido en su casa a la hora de acostar, cerrando sus puertas; y estando acostados, quietos, pacíficos y sosegados, oyeron murmullo de gente en la calle, que decían: "¡Santiago, Santiago! ¡A ellos, a ellos! ¡Mueran, mueran!". Un testigo oyó cómo andaba gente por la calle y dentro de la casa de los dichos moriscos, les oía quejarse y decían muy ahincadamente: "Por el amor de Dios y de Nuestra Señora la Virgen María, no nos matéis". Y entonces este testigo propuso ir a llamar al alcalde, y así lo hizo. En el camino toparon con dos personas, que huyeron al ver al alcalde. Cuando llegaron, oyeron gente dentro de la casa, que con espadas desenvainadas daban golpes en muchas partes. Entró el alcalde con una partesana y dijo: "Teneos todos, cata que es la justicia". Empezaron entonces a llover piedras sobre el alcalde que, retrocediendo, empezó a apellidar a mucha gente. Pudieron entrar así gente con candelas a la casa de los moriscos, y dijeron que estaba muerto un morisco y una morisca, que tenían muchas cuchilladas y estocadas y estuvieron con los dichos moriscos, favoreciéndolos hasta que fue de día.

CLAVES-COMENTARIO: El relato fiel aparece de la declaración de unos de los testigos, Gaspar Muñoz de la Higuera.
PERO PÉREZ. Moriscos, cuchilladas y ¡favor a la justicia! Revista del Centro de Estudios Extremeños, LXV, 1941 pp. 207-220.

Nombramiento del Maestro de la Orden de Santiago

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /furanet/sites2/campitur.com/web/htdocs/comarcas_localidad_detalles.php on line 152
En el año 1477, la localidad de Azuaga fue sede de un importante acontecimiento: en la Ermita de San Sebastián (que luego se convertiría en el Convento de La Merced y más tarde en la Ermita de La Merced), tuvo lugar el capítulo general de la Orden de Santiago, que nombró maestre de la misma a don Alonso de Cárdenas.


Alonso de Cárdenas
fue un noble español maestre de la Orden de Santiago conde de Puebla del Maestre que hacia 1483 fundó su castillo. Padre de García López de Cárdenas descubridor del Gran Cañón del Colorado.

Prestó sus servicios a los Reyes Católicos en la Guerra de Sucesión Castellana, donde tuvo a sus ordenes a Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán, del cual tras la
batalla de la Albuera
dijo que siempre le había visto en el frente de lo cual estaba seguro por el esplendor de su armadura.

Durante su vida tuvo que vivir continuos conflictos para alcanzar y conservar el poder, ya que al estar camino de finalizarse por completo la reconquista había menos posibilidades de contribuir con los reyes en la misma. Por lo que había que luchar por conseguir el poder de una forma más política.

Fue maestre durante dos épocas: 1474-1476 y 1477-1493

La primera vez que Alonso de Cárdenas llega a ser maestre de la Orden es por la jugada hecha por su predecesor, Juan Pacheco, Marqués de Villena, quien renuncia a la maestría en favor de su hijo Diego. Ese tipo de comportamiento no era el correcto, ya que se llega a ser maestro por elección y no por herencia.

Esto produjo una lucha de poder entre los caballeros lo que llevó al enfrentamiento entre don Enrique Manrique y el propio don Alonso. Esto generó una época en la cual hubo dos maestres e incluso que el propio rey Fernando llegara a ser maestre de la orden.

Pero por su contribución en la guerra contra Portugal don Alonso consigue finalmente ser nombrado maestre general de la Orden de Santiago en el capítulo celebrado en Azuaga durante 1477, en la Ermita de San Sebastián, que posteriormente se llamaría Convento de la Merced.

No hay historias o leyendas disponibles

Icono  Actividades y ocio   Icono  Alojamientos   Icono  Restaurantes   Icono  Tiendas   Icono  Empresas   Icono  Bares y pubs   Icono  Gastronomía   Icono  Salud   Icono  Belleza