Logo Campitur
Listado de empresas
Entrar Valle del Guadiato Entrar Campiña sur Entrar Sierra Norte
Separador verdeFacebook Campitur






Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /furanet/sites2/campitur.com/web/htdocs/comarcas_localidad_detalles.php on line 23

Constantina tiene un rico abanico de productos gastronómicos, además, dependiendo en que época del año nos encontremos, podremos degustar unos y otros platos. Tener en cuenta eso sí, que la cocina en esta localidad se basa principalmente en carnes, caza, chacinas y embutidos, ninguno de estos alimentos faltará nuca en su mesa.

Durante la primavera, degustaremos los espárragos y esparraguillas silvestres tan típicos de la zona, pueden ser presentados bien en tortilla o bien aderezados con las variadas salsas elaboradas con condimentos, la mayoría de ellos extraídos de la misma flora local. No pueden faltar tampoco en esta época del año las collejas, tagarninas e hinojos, especialmente apreciado como condimento en el típico cocido, plato este último donde la “pringá” no puede faltar.

Durante el verano y para combatir el calor, dispondremos de una gran variedad de gazpachos. Por citar algunos nombraremos el tradicional, donde el tomate da su color peculiar, pudiendo sustituirlo por la hierbabuena, obteniendo otro gazpacho totalmente distinto al primero en cuanto color y sabor, no ya en cuanto a nutrientes. Imprescindible si pasamos por Constantina durante el periodo estival degustar las ancas de ranas, preferiblemente rebozadas. Las ensaladas, elaboradas con los productos frescos obtenidos de la huerta local son también un plato típico durante esta fecha, donde además, el aceite de almazara y el vinagre de vino, serán elementos básicos.

En cuanto a la cocina otoñal destacar las setas de álamo y las gallipiernas, ya sean asadas, fritas o en salsa, al igual que los “faisanes” (boletus edulis), asados o fritos, alimentos que constituyen un verdadero manjar en la sierra.

Ya en los meses fríos del invierno serrano, en torno a una lumbre, podemos degustar unas consistentes migas con el especial toque de la tierra, o bien una caldereta de carnes de la cabaña local que, en su defecto, puede ser sustituida por la carne de caza.

Además, durante todo el año, jamón ibérico, caña de lomo, morcón, chorizos y morcillas harán las delicias de los paladares más exigentes. No menos importante es la aceituna, bien partida, sajada o entera, siempre condimentada a base de arrayán, laurel, ajo e hinojo, como acompañante de los olorosos vinos de la cosecha, casi familiar, nos descubrirá la calidad del mosto característico del viñedo de Constantina.

En cuanto a la repostería, acercándonos al Convento de Monjas Jerónimas o a la calle Mesones, Severino y Ramos, degustaremos las muchas y variadas especialidades de dulces que salen de forma artesanal de sus obradores.


Icono  Actividades y ocio   Icono  Alojamientos   Icono  Restaurantes   Icono  Tiendas   Icono  Empresas   Icono  Bares y pubs   Icono  Gastronomía   Icono  Salud   Icono  Belleza