Logo Campitur
Listado de empresas
Entrar Valle del Guadiato Entrar Campiña sur Entrar Sierra Norte
Separador verdeFacebook Campitur





El Mayor Castigo

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /furanet/sites2/campitur.com/web/htdocs/comarcas_localidad_detalles.php on line 152
Vivían en Llerena dos nobles damas: doña María y doña Blanca, además del buen don Fadrique, conde de Trastamara, caído en desgracia como las dos primeras por orden del rey don Pedro. Éste último vivía en la corte de Sevilla con doña María Padilla, que a don Pedro dominaba. Un día, doña María Padilla encarga al favorito del rey, don Alfonso, que mate a sus enemigos en Llerena. Pero don Alfonso se niega y es expulsado. Para vengarse, don Alfonso viaja a Llerena, pero en el viaje se encuentra con don Gaspar de Calatrava. Éste promete ayudarle difundiendo en una carta dirigida a doña María Padilla la mentira de un inexistente romance entre doña Blanca y don Fadrique, debido a los celos que tenía don Gaspar de doña Blanca. Cuando la noticia llegó a Sevilla, doña Blanca y don Fadrique fueron ejecutados, doña María huyó a Portugal y don Alfonso no consiguió recuperar el favor de don Pedro. Así, don Gaspar de Calatrava pidió perdón ante la Virgen de la Granada, que le castigó a predicar con los juglares su falta por todos los lugares de Occidente.

CLAVES-COMENTARIO/ TEJADA VIZUETE, Francisco. Un romance popular extremeño. Alminar, nº 40, diciembre 1982.

La Pareja Encantada

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /furanet/sites2/campitur.com/web/htdocs/comarcas_localidad_detalles.php on line 152
SINOPSIS: Existían en Llerena un par de enamorados que sufren un encantamiento en las ruinas de un convento en las afueras. De día se transforman en gallo y en gallina. Ella queda embarazada y al dar a luz de noche, él baja al pueblo a buscar una partera. La partera le asiste y al terminar el parto y no tener que pagarle le dan un mandilado de leña. Por el camino la partera se va maldiciendo a la pareja, tirando la leña, sin darse cuenta que conforme va cayendo en el camino se va convirtiendo en oro.

CLAVES-COMENTARIO: Versión de Publio Hurtado (PHu-SE, 339-40):
En las afueras de Llerena existió en tiempos un convento de frailes descalzos, del que apenas quedan más vestigios que algunos cimientos y una noria con un caño o acueducto asotanado, que va a desembocar a la fuente del Pocito.
En dicho acueducto moraba un matrimonio encantado, que cuando salía de su angosta vivienda a la luz del sol eran metamorfoseados en gallo y gallina de oro, y en polluelos del mismo metal su también conjurada prole.
Hízose ella embarazada y llegó el instante de dar a luz. El solícito marido mandó buscar a Llerena una partera, para que la asistiese. Hízolo la comadre a las mil maravillas, y el esposo agradecido, dióle en pago de sus buenos oficios, un mandilado de astillas secas y amarillentas.
-¡Vaya una remuneración!- un poco de leña para el fuego...
Y como prendas de escaso valor, y para aligerarse de su peso, fue tirando aquí una astilla y allí otra durante el camino.
Llegó a su casa, se quitó el delantal y lo arrojó con displicencia sobre una silla; mas cuando al día siguiente fue a ponérselo, Cuál no sería su asombro, al encontrarse enredada en una de sus costuras una pequeña astilla, que en vez de madera era de oro puro.

ROMERO BARROSO, Agustín."Tristán e Iseo en Llerena". Revista de Ferias y Fiestas de Llerena 1985.

Las Marimantas

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /furanet/sites2/campitur.com/web/htdocs/comarcas_localidad_detalles.php on line 152
SINOPSIS: Cuenta la leyenda la aparición de personas reales con sábanas blancas en la cabeza a quienes se solía ver. En la realidad se cree que eran amantes o personas que así vestidas espiaban a sus maridos o mujeres sin ser reconocidos y teniendo camino libre. Todavía hay una familia en Llerena con ese mote pues vivían en una huerta cerca de donde se veían a estas misteriosas "sábanas".

Los Alumbrados

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /furanet/sites2/campitur.com/web/htdocs/comarcas_localidad_detalles.php on line 152
SINOPSIS: A fines del siglo XVI y principios del XVII, desde Llerena se extendieron por Extremadura los llamados "Alumbrados", secta insidiosa y depravada. Sus pontífices se nombraban Hernando Álvarez y Cristóbal Chamizo. Al menosprecio de los preceptos divinos y a la profanación de los lugares más sagrados, unían una disolución carnal inconcebible, y las penitencias que en el confesionario propinaban, eran ayuntamientos sexuales de las confesadas con ellos mismos, enseñándoles que el Mesías había de nacer del comercio de una doncella con alguno de los confesores alumbrados. Como estas prácticas místico-carnales ofrecían al gusto tantos alicientes, pronto se vieron secundados en su abominable ministerio por varios clérigos y seglares

CLAVES-COMENTARIO: Hurtado, Publio. Supersticiones extremeñas. En: Revista Extremadura, t. II-IV, 1901-02.

Nuestra Señora de la Granada

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /furanet/sites2/campitur.com/web/htdocs/comarcas_localidad_detalles.php on line 152
Estando por los años 1241 ocupado en el sitio de Llerena el capitán de los ejércitos del rey San Fernando, D. Pelayo Pérez Correa, tenía en su compañía un religioso. Éste, estando un día en su oración, se le apareció la santísima Virgen, la cual le habló en estos términos: "Vete a hablar con mi siervo Pelayo, y dile de mi parte que se anime y esfuerce en la pelea contra los moros, con la seguridad de que obtendrá sobre ellos una señalada victoria, y como señal de ello entrégale esta granada; pero exijo, en agradecimiento, que se me edifique un templo, en el que colocareis la Imagen que dejo como prenda de amor."
Fue corriendo el sacerdote a decírselo a D. Pelayo, y éste, animado con el mejor celo, reportó una muy señalada victoria. Tal y como mandó la Virgen, se edificó un templo colocándose en él la Imagen aparecida. Juan Villafañe enlaza a través del mismo personaje -Pelay Correa- con el milagro de Tudía. Concreta que en 1241 se encontraba el "general" de los ejércitos de Fernando III, y gran maestro de Santiago, asediando a Llerena y que tenía por capellán a un freire de su orden, quien solía hacer oración en un bosque cercano. Será a este freire a quien se le aparezca la Virgen, entregándole el siguiente mensaje: "le mandó fuesse al Maestre Don Pelayo su devoto, y le dixesse de su parte, que tuviese grande ánimo, y confianza en Dios, y en su protección, porque sin duda vencería, y destruiría del todo a los Moros y que en señal de la victoria le daba aquella granada; y que después de conseguirla, era voluntad de su Hijo, que edificasse un Templo en Honra suya, y que en el colocaría la Imagen que le baxaba en prenda de su amor. Desapareció con esto la visión y el virtuoso sacerdote reparó, que entre las ramas de un granado se dexaba ver una Imagen de Nuestra Señora sentada, con el Niño Jesús y una granada en la mano".

Restos humanos en la torre de llerena años 70

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /furanet/sites2/campitur.com/web/htdocs/comarcas_localidad_detalles.php on line 152
Un barco venido de las Américas atracó en el puerto de Sevilla, venía infectado de blastomise, un hongo que produce deformaciones óseas y la muerte.

De Sevilla fueron desviados a Llerena por tener un Hospital de Sangre. La población quedó infectada y aumentaron las defunciones.

Los muertos no podían ser enterrados porque el hongo contaminaba la tierra y se propagaba la enfermedad, la religión no permitía que se incineraran los cadáveres por lo que la medida más saludable era emparedarlos, tal como hicieron.


No hay historias o leyendas disponibles

Icono  Actividades y ocio   Icono  Alojamientos   Icono  Restaurantes   Icono  Tiendas   Icono  Empresas   Icono  Bares y pubs   Icono  Gastronomía   Icono  Salud   Icono  Belleza